Inicio Noticias Actualidad Las ventas de General Motors ya no son lo que eran

Las ventas de General Motors ya no son lo que eran

0 402
Si catalogamos a General Motors como el gran gigante a nivel histórico del mundo del automóvil, pocos se atreverían a poner un pero a nuestras palabras. Sin embargo, lejos de lo que pueda parecer por su trayectoria, la fábrica de Detroit no ocupa el primer puesto ni en volumen de facturación ni en cantidad de unidades vendidas en estos momentos. Así lo demuestran los datos económicos en el sector para este reciente segundo trimestre del año, en los que GM se ve ligeramente superado por varios de sus competidores como, por ejemplo, Toyota, Volkswagen o incluso Daimler.
Analicemos primero las compañías con un volumen de ingresos por ventas mayor. Este segmento lo lidera con mucha solvencia Volkswagen -compuesta por marcas tan mediáticas como Audi, SEAT, Bentley, Lamborghini o Porsche-, que en este periodo facturó nada menos que 68.000 millones de dólares. A continuación del todopoderoso grupo germano, cuya sede está en Wolfsburgo, se encuentra Toyota, cuya facturación asciende hasta los 62.000 millones. Si ellos dos están por delante, lo más lógico hubiese sido pensar que el tercer lugar fuese para la General Motors, pero nada más lejos de la realidad; es Daimler (Mercedes Benz; Smart…) quien le supera por 3000 millones y le arrebata la tercera posición.
Marcas General Motors
En cambio, si de lo que hablamos es de fabricante puro y duro, los norteamericanos sí conservan el puesto de bronce en el podio mundial. A pesar de que también son superados por Toyota (5’1 millones de coches vendidos) y Volkswagen (4’97 millones), sus nada desdeñables 4’92 millones de vehículos vendidos  les mantienen en la pugna por lo más alto.
Pero si lo vemos en perspectiva, ¿por qué en fabricantes sí ocupa el tercer lugar y en facturación no? La rentabilidad se sitúa pues como el principal escollo a superar por GM que, además, en los últimos ciclos se ha sumergido de lleno en el mercado chino, lo cual aumenta la cantidad de coches vendidos pero con el inconveniente de tener que solicitar un precio menor para ajustarse a su mercado. En cambio, todo lo contrario sucede con Daimler, cuyo margen de beneficios es considerable incluso aun estando por detrás de otros competidores como BMW en volumen de ventas. ¿Volverá algún día a recuperar la hegemonía la General Motors? Hagan sus apuestas.
Fuente

NO HAY COMENTARIOS

Deja tu respuesta: