Noticias coches clasicos Noticias coches clasicos inicio rankings

Inicio Noticias Rankings

0 2336
Chevrolet Corvair Corsa 1965_mini

¿Cuáles son los más abundantes en el mercado? ¿Y las piezas de cuáles son más fáciles de encontrar? Ser mainstream tiene sus ventajas.Descripción: http://mythicalclassics.com/wp-includes/js/tinymce/plugins/wordpress/img/trans.gif

“¡Qué chula era la restauración que publicasteis el otro día de un Mustang Mach I!“. Es posible que incluso, si no lo has hecho todavía, te hayas planteado cruzar la delgada línea roja del RestoMod, por lo que el post de hoy te viene como anillo al dedo. Pero que el título no te lleve a engaño. No es lo mismo “los cinco mejores clásicos deportivos americanos para restaurar” que “los cinco mejores clásicos deportivos americanos para restaurar“. Si estás planteándote dar un paso al frente en el mundo de las reconstrucciones de estos imponentes coches, hoy te vamos a contar cuáles son cinco de los modelos que menos dificultades te darán:

Chevrolet Bel Air – 1953-54

Si te gustan los Chevys de la década de los 50, estos coches pueden ser una buena alternativa, especialmente cuando cada vez más y más entusiastas están comenzando por fin a apreciar sus atributos. Las reproducciones de sus piezas no han dejado de fabricarse desde entonces y, además, con unos precios bastante asequibles. Todas las partes mecánicas y eléctricas, tanto nuevas como usadas, se encuentran con gran facilidad en el mercado.

Ford Mustang – 1964-68

0 827
Gateway Auot Festival 2007 - Coches clásicos deportivos

Para algunas personas, ningún modelo de marcas como Ferrari, Porsche, Jaguar o Maserati puede reemplazar un buen muscle car clásico. Aunque en su momento no fuesen ni de lejos los coches más caros debido a su origen humilde y callejero, hoy en día están cotizadísimos entre los amantes del motor, especialmente del norteamericano. Son precisamente ellos quienen no pueden resistirse a poseer una de estas fieras con motor V8 rugiendo en su garaje y quienes, además, están dispuestos a dejarse los millones en hacerse con uno.

¿Cuáles son los 10 muscle cars más caros del mundo?

10. Plymouth Roadrunner

Vendido como “el muscle car de los jóvenes”, el Roadrunner apareció por primera vez en 1968 y se fabricó hasta 1970. Brillantemente publicitado junto al dibujo animado homónimo -Roadrunner significa “Correcaminos” en inglés- , su precio original fue de apenas 3000 dólares. Aun así, es capaz de ir a más de 140 mph y puede completar el cuarto de milla en 13’5 segundos.

9. Buick GSX

El Skylark fue un modelo de tamaño medio muy popular en los 60. En los 70, la compañía que lo fabricaba decidió potenciarlo hasta otorgarle 400 cv y el resultado fue brutal: cuarto de milla en 13’38 segundos.

8. Oldsmobile 442

Su versión L69 de 1971, que se hacía el cuarto de milla en menos de 15 segundos, ronda hoy en día los 85.000 dólares. Además, existe una versión más extraña llamada W30, de la que existen menos de 150 modelos en todo el mundo, y que tenía instalados 365 cv en lugar de los 360 originales.

7. Chevrolet Camaro

Aunque su concepción inicial en 1967 fue para carreras, rápidamente su popularidad fue incrementándose hasta convertirse en uno de los favoritos del sector.  Motor V8, 290 cv y caja de cuatro cambios manual. En su edición del 69, el ZL1 se fabricó con un motor de aluminio capaz de recorrer el cuarto de milla en 13.16 segundos. Solo se fabricaron 69 unidades del modelo con 500 cv, por lo que su precio asciende hasta los 91.000 $ de media.

6. Plymouth Superbird 440 

Aunque su concepción fue sobre la base del Roadrunner, tuvo que ser rediseñado para ajustarse a determinadas exigencias competitivas de la NASCAR. Fabricado por primera vez en 1971, de serie venía con 375 cv pero con una infinidad de mejoras a elegir, por lo que muchos se decantaron por la versión de 425. Su precio se ha disparado de forma increíble en los últimos 10 años, pasando de los 67.000 a los 107.000 actuales de media en el mercado estadounidense.

5. Dodge Charger R/T 440 

Sí, correcto, es el coche de The Dukes of Hazzard y uno de los dos que protagonizaron la persecución más famosa de la historia del cine en Bullitt. Los amantes del entretenimiento conocen de sobra este modelo y, por ello, los interesados en hacerse con uno se han multiplicado por cuatro en lo que va de siglo XXI. Fabricado solamente entre 1968 y 1969, su precio original era de 3500 dólares, pero un Charger en buenas condiciones hoy en día ronda los 170.000.

4. Pontiac GTO

Uno de los pioneros con letras mayúsculas, lo cual le ha otorgado un sitio de honor en el podio de los muscle cars. Contruido entre 1964 y 1969, fue evolucionando con el paso del tiempo por las exigencias del mercado hasta que, en su última edición -la de The Judge-, alcanzó el motor V8 de 6.5 litros. Puede costar sobre unos 200.000 dólares hoy en día.

 3. Chevrolet Chevelle

Otro de los muscle cars más populares, su creación está basada en el modelo original del Impala de 1961. Fabricado entre 1966 y 1970, su primer m0delo fue el Super Sport 396, una verdadera reliquia de la que solo se construyeron 100 unidades y cuyo precio, ojo, puede alcanzar los 369.000 dólares en subastas. Eso sin entrar en las mejoras de la versión 427 COPO (1969), capaz de pasar de 0-60 mph en apenas 6 segundos.

2. Plymouth Barracuda 

Muy, muy curioso su caso. A pesar de que su primera versión data de 1964, lo cierto es que pasó bastante desapercibido en el mundillo muscle car hasta 1970, cuando le añadieron un 7.2 capaz de generar 390 cv. Más poderosa todavía fue el Hemi-Cuda, que se disparaba hasta los 425 y pasaba de 0 a 60 en 5.6 segundos. Solo se fabricaron una centena de unidades, cada uno con colores diferentes. Y sobre el precio ya son palabras mayores, porque por los Barracudas mejor conservados se ha pagado la friolera de 2 millones de euros.

1. Shelby GT500KR 

Es el único muscle car clásico no americano de la lista. Fabricado entre el 64 y el 68, se le llamó “El rey de la carretera” y tenía un V8 con 360 cv originales; sin embargo, el motor del 66 ya se iba hasta los 480. El coche original costaría entre unos 300.000 y unos 350.000 dólares, pero el Santo Grial, único en su especie, es el Shelby Super Snake, cuyo coste estimado es de 5.5 millones de dólares.

 

0 381

No todos hemos nacido comerciales y cuando llega el momento de vender un bien, por muy “vendible” que sea, nos encontraremos con una serie de factores inesperados que dificultarán sobremanera la operación, incluso antes de hacerla pública. ¿Es mejor poner esto o esto otro? ¿Es justo el precio que pido? ¿Es necesario poner una fecha límite? A pesar de que no existe una ley universal para la publicación de anuncios clasificados, os desvelamos 10 tips que os ayudarán a aumentar las probabilidades de venta de vuestro coche clásico, que bien pueden aplicarse a otros campos:

1. Comparar de forma independiente:

¿Tu coche es una rareza o hay cientos de personas vendiendo el mismo modelo a la vez? ¿Tiene más aceptación en Estados Unidos que en Europa? ¿A cuánto está el valor medio de mercado? Si no puedes/quieres consultar con un profesional, esto te servirá como primera toma de contacto. Por supuesto, un anuncio con precio genera el doble de confianza que uno que no lo especifique. Si no sabes por dónde empezar, echa un vistazo en la web de Hemmings, por ejemplo.

2. Todos los precios son negociables:

Ten mucho cuidado con la delicada frontera que separa un precio excesivo con un auténtico chollo, porque todos los clientes potenciales buscarán arañar unos euros/dólares antes de darte el sí quiero. Traza un margen que consideres justo y luego saca la media.

3. Olvídate del factor emocional:

Gran Torino Movie Car Dog Scene

De acuerdo que un automóvil puede que sea uno de los bienes con mayor carga sentimental, especialmente si eres un fanático del motor, pero nunca olvides que para terceras personas solamente es un coche neutral. A no ser que objetivamente tenga un valor añadido -véase que perteneció a Lady Di o que ganó la NASCAR de 1970-, no cuentes un plus de ingresos.

4. Ponerse en la piel del comprador:

¿Qué me gustaría leer en el anuncio? ¿Por qué voy a elegir el tuyo si mi vecino tiene uno igual? Aportar información técnica sobre el motor, kilómetros de circulación o añadir fotografías en HD en lugar de unas cutres son algunos pilares básicos que te diferenciarán de la monotonía de la competencia.

5. No cuentes tu vida, a nadie le importa:

A nadie que te vaya a comprar el coche, por lo menos. A más información relacionada, más confianza. Alrededor de ese binomio debe girar el texto que salga de tu pluma (o teclado), pero todo aquello que no guarde relación es prescindible.

6. Sé detallista:

Si le has incorporado un equipo de sonido nuevo de 5000 euros hace cuatro meses, inclúyelo como parte destacada. Si has cambiado los amortiguadores, apúntalo también e incluso cita el modelo para que la persona que va a desembolsar una importante cuantía económica pueda también cotejar por su cuenta con más facilidad.

7. Ponle un lazo:

mustang mustang mustang

No es lo mismo contar las cosas que decir las cosas. No vale venderlo, sino que además hay que venderlo bien. Añade en la descripción sus mejores galas, busca en internet fotos de idénticos modelos para que se le caiga la baba a los compradores y, para terminar, busca en Youtube el enlace de un vídeo chulísimo en el que su motor ruja como ningún otro. Sabemos que no es el tuyo, pero los sueños venden… y mucho.

8. Si hace falta, vas a visitarle a casa:

Pon todas las comodidades del mundo para que contacten contigo. Por teléfono (fijo y móvil), por email, una dirección física… Plantear la opción de quedar en persona para verlo no es ninguna utopía.

9. Sé social:

¿Qué tal subir galería de imágenes del coche en Flickr? ¿Conoces a algún mecánico que pueda redactar una recomendación complementaria? Añade a tus datos de contacto del anuncio las redes sociales en las que te pueden encontrar y, del mismo modo, aquellas en las que se puede hallar información relacionada con el vehículo.

10. Preguntar es gratis :)  –>  info@mythicalcars.com

0 129
Pontiac Trans Am Firebird 1973 - Coches deportivos Americanos

Restaurar un coche puede costar mucho, mucho dinero, especialmente cuando entramos en el territorio de los muscle cars de la década de los 70. Para poder permitirnos el lujo de adquirir uno de ellos, sería necesario un señor desembolso para conservar o recuperar la potencia original del coche. Puestos a especular, antes de que os metáis en terrenos pantanosos, aquí van los 10 modelos más caros de muscle cars fabricados en esta década:

1. Hemi ‘Cuda de 1971

El precio de restauración completa de este automóvil oscila entre los 80 y los 100.000 dólares. Esto, claro está, después de que el nuevo propietario haya tenido que desembolsar previamente alrededor de 150.000 para hacerse con la propiedad del coche. De todas formas, el proceso de encontrar todos los componentes es tan complicado que probablemente provoque más de un rompecabezas al propietario.

2. Buick GSX de 1970

En su momento, este auto fue uno de los producidos más rápidamente. Es por ello que también muchas piezas originales tuvieron una corta tirada de fabricación, por lo que encontrarlas se antoja bastante complicado y, cómo no, costoso.

3. Plymouth Superbird de 1970

Este coche fue creado originalmente para dominar los circuitos de la NASCAR. Tenía tanta potencia que fácilmente sobrepasaba las 200 mph. Sin embargo, hoy en día, este coche es extremadamente raro y hay personas que ya han pagado más de 700.000 dólares por su restauración completa.

4. Chevy Chevelle SS 454 LS6 de 1970

Además de ser uno de los más rápidos jamás creados, este coche es probablemente también uno de los muscle cars más codiciados que se hayan construido jamás. Cambiar un motor entero de este tipo ronda los 5000 o 10.000 dólares, pero el modelo completo asciende a aproximadamente 80.000. Las modificaciones que se le pueden aplicar no tienen límite pero, obviamente, su precio tampoco.

5. Pontiac Trans Am de 1978

Aunque la media de reventa de un viejo Trans Am es de aproximadamente 6000 dólares, una persona necesitará invertir muchísimo trabajo en su proceso de restauración. Al final, este coche termina adquiriendo mucho valor por culpa de la montaña de dinero que conlleva restaurarlo.

6.Chevy Corvette LS6 de 1971

Los proyectos de restauración de un Corvette tienen mucho, mucho tirón entre los amantes del sector restomod. Aun así, algunos de ellos se encuentran también entre los modelos de precio final más elevado. Esto se debe a que es toda una rareza encontrar un viejo Corvette que no tenga daños excesivos en alguna de sus zonas principales.

7. Ford Mustang Boss 351 de 1971

Como este particular modelo de Mustang solamente fue producido en 1971, su consecución es extremadamente rara. Es más, solo se crearon 1806 ejemplares; esta es la principal causa de que restaurarlo y adquirirlo sea tan desmesuradamente caro.

8. Pontiac Trans Am SD-455 de 1973

Muy, muy pocas unidades de este coche fueron producidas. Incluso durante el periodo original de fabricación, los componentes del motor eran complicados de conseguir. Y si lo eran entonces, imaginaos cómo será hacerse con ellos 41 años después. Por supuesto, el precio de cada uno de estos minicomponentes se va a las nubes.

9. Dodge Challenger R/T de 1970

El Challenger original tenía un grandísimo y potente diseño. Desgraciadamente, los MOPAR suelen ser los vehículos clásicos deportivos más caros de restaurar. La escasez de partes originales puede ser el detonante que hace subir el precio final de todos estos modelos.

10. Chevrolet Camaro Z28 LT1 de 1970

Este coche es un portento de la mecánica. No son pocos los que consideran sin tapujos que se trata del mejor Camaro de cuantos se han fabricado. Mientras el tiempo pasa, el estilo de esta carrocería se convierte progresivamente en más y más extraña. Para restaurarlo, una persona debe asumir que tendrá que dejar fluir de su cuenta corriente decenas de miles de dólares.

0 386
Chevy Camaro SS Indy Pace Car 1967 - Coches clásicos americanos

Por petición popular, desde Mythical Classics nos vemos en la -bendita- obligación de dedicarle un post muy especial al que sin duda es uno de los modelos más importantes de la historia del motor en Estados Unidos: el Chevrolet Camaro. Presentado al público por vez primera el 29 de septiembre de 1966, de inmediato se convirtió en uno de los favoritos de todo amante de la conducción. La fábrica norteamericana, muy ágil, lo comprendió de inmediato y, desde entonces, no ha parado de sacar nuevas líneas evolutivas que se adaptan a los tiempos que corren sin perder ese espíritu rebelde que le caracterizó en sus orígenes. Os contamos cuáles son, a nuestro juicio, los 8 modelos más importantes de la historia del Chevy Camaro:  

1. Yenko Camaro de 1967.

Don Yenko fue el diseñador de Chevrolet que creó el primer coche capaz de competir en carrera contra el Ford Mustang y el Plymouth Barracuda. Aunque la línea Camaro empezó un año antes, fue esta versión la que asentó la base de la popularidad de este modelo.

2. Camaro Indy Pace Car de 1967.

Este coche fue la primera edición especial del Camaro. Aunque este modelo ha sido imitado con frecuencia, ninguno de ellos tiene tanto valor o interés como el original, tal y como nos cuentan desde Cool Rides Online.

3. Camaro de 1970.

El inicio de década trajo uno de los grandes lavados de cara para el Camaro con un nuevo look que incluyó toques de influencia italiana. A pesar de que el declive de la época dorada de los muscle cars estaba a punto de llegar, este Camaro todavía supo cómo manejarse en aguas revueltas para salir airoso.

chevy camaro 1970_opt (1)

4. Camaro Z28 de 1974.

El adiós a la época gloriosa de los muscle cars implicó que todo fabricante tuviese que apostar por un claro “renovarse o morir”. Los de Chevy no fueron una excepción y su alternativa supuso un aumento del largo total del vehículo y, por contra, una reducción del tamaño de los faros considerable. Y triunfó.

5. Camaro Z28 de 1982.

La tercera generación del Camaro nació en 1982. El diseño fue más liviano, cuadrado y el coche ganó al mismo tiempo en altura. Según los coleccionistas, este fue el primer coche en mucho tiempo capaz de transmitir las mismas sensaciones que los Camaro originales de la década de los 60.

6. Camaro SS de 2002, Edición Especial 35 aniversario.

Este modelo fue la última versión que se construyó durante unos cuantos años. Incluía todavía más mejoras en seguridad que la generación de 1993 y, además, le dio un lavado de cara para adaptarlo al Siglo XXI. 

Camaro SS convertible 202 Special 35 years edition_opt

7. Camaro SS de 2010.

Tras ocho años, Chevrolet introdujo la quinta generación del Camaro en 2010. Las mejoras fueron hechas especialmente para que el consumo se redujese considerablemente pero, eso sí, sin sacrificar ni lo más mínimo su gran estilo y potencia.

8. Camaro ZL1 de 2013.

Este modelo, presentado el pasado año, es un coche muy, muy moderno que adapta el estilo clásico a la época contemporánea, manteniendo la esencia del coche por encima de todo. Se trata de un 500 con motor V8 que demuestra, una vez más, que se puede ser impresionante y rentable en la carretera al mismo tiempo.

Y vosotros, ¿con cuál de todos ellos os quedáis?

0 789
Plymouth Road runner 1971 beep beep correcaminos

No es ninguna sorpresa decir que, desde hace décadas, el mundo del automóvil mueve miles de millones de dólares cada año. Con cada fabricante intentando ampliar su pedazo del pastel, fue a mediados del siglo pasado cuando las agencias publicitarias comenzaron a convertirse en el comodín estrella para camelar al público. Las fotografías, recortes de revistas e ilustraciones que os dejamos a continuación son algunas buenas pruebas de ello:

1. Dodge Charger R/T 1969

“El eterno triángulo”, reza el cartel. Un cochazo como el Charger R/T se presenta junto a una pareja cuya parte masculina perfectamente podría ir complementada de un cartel de “La tentación vive debajo”. ¿Dos son compañía y tres multitud? Para los del grupo Chrysler, no.

anuncio dodge triángulo amoros

2. Ford Thunderbird

Por si el coche no fuese lo suficientemente distintivo para la época, el latiguillo de abajo incide en ello y, encima, lo aderezan con un escenario equino de jinetes y perros de caza por doquier. Obviamente, mensaje captado.

anuncio distinción ford thunderbird

3. Cadillac como fabricante

Cuando más tocaba arrimar el hombro, ahí estaban los fabricantes estadounidenses para ayudar a que los mensajes del Presidente calasen en una sociedad que los consideraba como iguales. Si lo expresamos con palabras recurrentes, podemos decir que la maquinaria publicitaria sacó su artillería pesada en este cartel. “Serving with distinction… in war as in peace”.

Cadillac cartel

4. Chevrolet Impala Sport Sedan 1959 de cuatro puertas

“Algunos coches cuestan un poquito menos; otros muchos cuestan bastante más”. Los de Detroit no se andaban con rodeos para anunciar el “nuevo y elegante” Impala. Imaginaos por un momento a una romántica pareja en las barcas del jardín del Retiro, ¿creéis que se quedarían pasmados observando este coche? Muy probablemente, sí.

Chevrolet impala 1959

5. Dodge Charger

Mirada sugerente y sonrisa felina de una rubia mujer -suponemos- norteamericana para presentarnos al nuevo Charger, el líder de la “rebelión Dodge”. Si lo comparamos con el bélico cartel de Cadillac que tenemos arriba, a sobriedad ya sabemos quién ganaba.

dodge charger ad

6. Ford Mustang 1968

Como para no celebrar la presentación de este cochazo. Sabedores de que el norteamericano medio no podía permitirse adquirir un descapotable tan a la ligera, decidieron ponerle a la joven del cartel un mensaje para que los conductores tirasen la casa por la ventana: “Un pollo en cada olla y dos Mustangs en cada garaje”.

Mustang Vintage cheerleader

7. Plymouth Road Runner

“Beep! Beep!”. Poniéndonos en la situación del director creativo al que le tocó desarrollar el briefing de Plymouth, tenemos un coche asociado a un concepto: la velocidad. ¿Y quién mejor que el Correcaminos para dar esa sensación? El anuncio resultó tan efectivo que, cuatro años más tarde, todavía seguían empleándolo.

Playmouth RoadRunner ad correcaminos

8. Pontiac GTO

Para todo aquel que piense que las campañas conjuntas de publicidad son cosa del presente, he aquí una prueba de su error… ¡y por partida triple! Kellogg’s, los cereales yankees por excelencia, asociaron su marca a los geniales The Monkees -aquellos que versionaron el I’m a believer, de Neil Diamond- y a la joya de la corona de Pontiac. Desconocemos cuánto aumentaron sus ventas, pero nosotros hubiésemos contribuido a la causa sin dudarlo.

Pontiac GTO ad Kellogs y The Monkees

9. Pontiac 1955

Publicada por la Holiday Magazine en 1955, esta ilustración de Pontiac se aprovecha de la credibilidad que tienen los expertos que primero prueban los coches para ganarse la confianza del comprador, ya que era “la comidilla” del gremio.

comidilla test drivers

Y para romper con los convencionalismos, nos gustaría que fueseis vosotros quienes completaseis el Top 10. ¿Qué otro original cartel o ilustración añadiríais a nuestra lista? 

0 385

Los mejores juegos de coches no están solamente limitados a las videoconsolas a la antigua usanza. Nuestro carácter nómada ha sido perfectamente entendido por los fabricantes que, además de crear nuevas aplicaciones específicas, pescan una y otra vez en nuestros corazoncitos nostálgicos mediante exitosas adaptaciones a los dispositivos móviles. ¿Algún rato muerto en el horizonte? Os dejamos una lista con los siete mejores juegos de coches para dispositivos móviles:

7. Need for Speed: Most Wanted.

El clásico de los clásicos. Las gentes de EA Sports han reinventado el formato para adaptarlo a los dispositivos móviles con un resultado bastante potente teniendo en cuenta las limitaciones entre las que nos movemos. Más limitado que en las videoconsolas, pero con una jugabilidad tan adictiva que compensa los 4,49 € que cuesta.

6. Facebook Car Town.

Juego dentro de “juego”. La maquinaria de Mark Zuckerberg genera prácticamente cada semana una nueva modalidad de vicio. Obviando las granjas, islas y semejantes, el Car Town ha sido uno de los juegos online que más rápido han crecido en la corta historia de esta afamada red social. Gratuito, disponible para pc y en cualquier dispositivo móvil vía Facebook.Real Racing 3.

5. Real Racing 3.

Casi con total seguridad es el ganador del premio a los mejores gráficos para un juego de coches en móviles. Similar en formato y prestaciones al archiconocido Gran Turismo, tal vez peque de rutinario y falta de innovaciones lúdicas. Aun así, sigue siendo una delicia.

4. CSR Classics.

Única y exclusivamente sobre clásicos. Si todos los demás te producen indiferencia, en esta aplicación gratuita podrás recrearte la vista con buena parte de los modelos que se te pasen por la cabeza. Reconocemos que su entretenimiento puede ser inferior al de la competencia en esta lista, pero ¿y qué?

3. Reckless Getaway.

¿Quién dijo que robar el banco era la parte divertida? Este juego, cuyo precio es de apenas 1,49€, nos permite afrontar el verdadero reto: escapar de la policía. Destrucción, velocidad y unos gráficos muy logrados con unos detalles geniales lo convierten en un vicio asegurado. Totalmente recomendable.

2. GTA San Andreas.

Ya está aquí, ya llegó. La adaptación para iOS y Android del mejor videojuego -por unanimidad- que salió en la Play Station 2 es una digna heredera de su legado. Con los justos retoques técnicos, la gran historia de este guetto norteamericano nos atrapará al igual que lo hizo en su momento. ¿El pero? Cuando el caos entre en escena -lo que suele pasar-, una pantalla táctil puede no ser nuestro mejor aliado. Los 5.99 mejor invertidos en mucho tiempo.

1. Crazy Taxi.

Larga vida a los 90s. La nostalgia nos invade cada vez que asumimos que el pionero, el gran Crazy Taxi de SEGA, ha resucitado con la excusa de los dispositivos móviles por tan solo 4.49 €. Los mismos gráficos que lo convirtieron en uno de los juegos más conocidos de la Play Station siguen funcionando igual de bien. Y su banda sonora con The Offspring y Bad Religion, y los saltos, y ese característico Cadillac El Dorado…

Imagen: ultimategame.com

0 285

¿Es peligroso conducir escuchando música? No, pero con precaución. Antes de arrancar el coche, las autoescuelas nos inculcan una serie de rutinas como acomodar el asiento, ajustar espejos retrovisores o pisar el freno, pero ¿qué pasa con la música? ¿Cuántos de vosotros realmente conducís con la radio apagada? Y quien dice radio, dice reproductores varios adaptados a las últimas tecnologías.

La música se ha convertido por méritos propios en el acompañante predilecto del conductor solitario. A continuación os enumeramos algunas de sus aportaciones a la felicidad inmediata dentro de un vehículo:

-          Adiós a la monotonía: una autopista en línea recta durante 230 kilómetros puede llegar a resultar tediosa por mucho que te guste ponerte al volante. Con la lista de reproducción adecuada, todo cambia.

-          Orgullo de Punset: está científicamente demostrado que la música aumenta nuestra actividad cerebral, por lo que la escasez de atención será menor.

-          Antihéroes del silencio: mejor solo que mal acompañado. Nuestra amiga nos permite mantener una conversación unidireccional a la carta y, en caso de no ir en solitario, siempre ayuda a romper el hielo.

-          Cowboy de medianoche: ante el más mínimo síntoma de sueño, mejor hacerse a un lado. Una buena canción contribuye a la causa de no quedarse dormido.

Por último, tomaremos prestadas para la ocasión las palabras de un sabio como el señor Piotr Ilich Tchaikovsky: “Si no fuera por la música habría más razones por las que volverse loco”. ¿O acaso no estaba en lo cierto?

0 272

“Es mi niño bonito”. ¿Alguna vez te han dicho que cuidas más a tu coche que a ti mismo? Si tu respuesta es afirmativa, no pasa nada, está dentro de lo razonable. Muchas son las horas que invertimos en el mantenimiento de nuestro vehículo, por lo que el grado de satisfacción que esperamos a cambio cuando nos ponemos al volante debe ser acorde. Sin embargo, todos conocemos nuestros límites y siempre hay una delgada línea roja que no nos atreveríamos a cruzar… ni aunque nos pagasen.

Ponte en situación. Tienes un Pontiac GTO de 1967, el cual encima llevas casi tres años restaurando casi por completo. Tanto si tu intención final es venderlo, preservarlo para que se revalorice o dejárselo en herencia a tus hijos, ¿os atreveríais a saltar por una rampa con él? Antes de conocer vuestra respuesta, os dejamos este vídeo, por cortesía de All Time 10s, con las 10 acrobacias que jamás harías con tu coche. Y ya os anticipamos que hay de todo, desde aviones hasta equilibrismos. ¿Con cuál os quedáis?

0 347

“Buenas noches, señor agente, ¿en qué le puedo ayudar?”. Tanto si os ha tocado pasar por ese mal trago como si no, todos conocemos a una persona que tenga una anécdota graciosa -después de que le pase, claro- en una situación de este tipo. Recientemente salía en las noticias de media España el caso de una persona que fue multada por, atención, mirar en repetidas ocasiones a su copiloto. ¿Estamos todos locos? La delgada línea roja que separa la multa del sueño tranquilo suele depender del rasero con el que esté hecha la Benemérita. Es por eso que hemos decidido compartir con vosotros las 5 multas más raras que ha puesto la Guardia Civil:

5. Iniciar la marcha haciendo patinar las ruedas a propósito. Placer culpable. Si reconocéis por aquí que lo habéis hecho en alguna ocasión, prometemos que será nuestro pequeño secreto. 100 euros.

4. Usar el claxon sin un motivo aparente que lo justifique. ¿No os ha pasado nunca que sabéis que ha ganado el Real Madrid/Barcelona mientras vais andando por la calle? Es más común de lo que parece… 80 euros.

3. Poner adornos o dibujos excesivos en la matrícula. Muy posible cuando el extendido tunning se te acaba yendo de las manos… Si te caen los 60 euros de multa, sabrás que tienes un pequeño problema. Bueno, entonces tendrás ya dos.

2. Agente multa a agente. Durante una persecución en Barcelona, la Guardia Civil paró a un agente de policía por ir sin el cinturón de seguridad puesto y le endosó un recibo con 150 euros. El caso todavía se encuentra en los tribunales, ya que el aludido argumentó que lo hizo a propósito por si tenía que desenfundar rápidamente el arma.

1. Conducir sujetándose la oreja. No, no es mentira. Un conductor madrileño fue parado porque los agentes se pensaban que manejaba el volante con una mano mientras hablaba por teléfono con la otra. Cuando le iban a multar, el supuesto delincuente pudo demostrar que su última llamada era de hace dos horas y que únicamente estaba sujetando su cabeza con la mano por puro aburrimiento en un atasco. Pese a ello, 60 euritos de multa por “conducir y sostener la oreja con la mano derecha”.