Featured

Inicio Featured
Featured posts

0 666

El año 2014 será recordado como el del 50º aniversario del Ford Mustang. Cientos de eventos a lo alto y ancho de todo el globo terráqueo conmemoran una fecha tan especial para los amantes del motor. Por ello, desde Mythical Classics no queremos desaprovechar la oportunidad y lo recordamos siempre que nos es posible. Y esta vez de una manera muy especial, porque compartimos con vosotros uno de los primeros anuncios del Mustang en la televisión estadounidense.

Se trata de una emisión original a todo color y al más puro estilo vintage para nuestras ya modernizadas pupilas. 60 segundos made in 1964 que muestran al Ford Mustang del 64 aparcado en medio de una isleta rodeada de una extensa laguna. Mientras tanto, una convincente voz en off nos recuerda que “el próximo 17 de abril” llegará este nuevo modelo y, con él, se dará inicio a “una nueva generación de coches”. Con la ventaja que nos da conocer la historia sucedida después, no iba mal encaminado, ¿no?

A través de múltiples ángulos de cámara podemos ver desde el interior del vehículo con una bella señorita acomodada, hasta “su amplio maletero” o un potente caballo galopando y alzándose al aire imponente, inconfundible santo y seña de la marca norteamericana. Os dejamos el vídeo para que os deleitéis tanto como nosotros:

0 1039
recortado ss - Coches clásicos americanos

Si el pasado mes era el Dodge Charger R/T quien poseía el honor de poseer el título de “Coche del mes” en Mythical Classics, esta vez el turno es para el Chevy Chevelle, otro de esos coches imprescindibles en la agenda de todo apasionado de los clásicos deportivos americanos. Fabricado desde 1964, el modelo pronto se convirtió en uno de los más populares del grupo General Motors y vivió su apogeo a principios de los años 70. Su versión Super Sport supuso la primera gran apuesta de Chevrolet para ganar mercado en la repentina guerra de los muscle cars en Estados Unidos.

El detalle

Durante la década de los 60, General Motors estableció límites de cilindrada para todos sus modelos en función de las medidas del coche. Sin embargo, en 1970 la constructora norteamericana suavizó esta restricción. Fue entonces cuando algunos autos como el Chevelle, que se habían quedado rezagados en potencia si los comparamos con otros muscle cars de la competencia, empezaron a desarrollar todo su potencial. El primero en ver la luz fue el Chevelle SS 396, pero no tardaron en aparecer las distintas versiones de nuestro querido Chevelle SS 454, a cada cual más monstruosa.  Y es que el 454 ofrecía la opción de incorporar el propulsor LS5 V8 con 360 Cv a 5400 rpm -el mismo que el Corvette, solo que este gastaba 390 Cv- y el propulsor LS6, cuya potencia se disparaba hasta los 450 Cv y era capaz de ponerse a 100 km/h en solamente 6,1 segundos.

La intrahistoria

Desde Chevrolet veían cómo otras marcas camelaban fanáticos del motor en la época dorada de los muscle cars gracias a su ostentación de Cv. A pesar de ello, no es que no tuviesen la capacidad para desarrollar vehículos más potentes, sino que simplemente desecharon su venta al gran público. De hecho, versiones como el ZL1 y el L88 declaraban 430 Cv cuando en realidad tenían 500 Cv. Pero aunque las grandes bestias se reservaban para la competición, pilotos o mecánicos se dedicaron a instalar estos avances en los Chevelle de a pie, dando forma a los conocidos como Chevelle COPO.

Además del regate de los COPO, hubo también un pequeño concesionario de Pennsylvania que se movió como pez en el agua por estos terrenos extraoficiales. Se trataba de Don Yenko, un hábil negocio que, en vez de pedir los coches a fábrica, les aplicaba él mismo el propulsor L72 427 y todas las mejoras necesarias para permitir los 425 Cv del propulsor. El concesionario comenzó a venderlos mejorados y la noticia se expandió tanto que el paquete “Yenko” todavía se conoce en nuestros días.  

0 1620
Ford Mustang The boss 302 - Coches clásicos deportivos americanos

El correcto funcionamiento del alternador depende de su correa que, con el paso del tiempo, tiende a desajustarse perdiendo la posición original y causando un molesto ruido procedente de la zona del motor. Normalmente, cuando esto sucede podéis temeros lo peor, ya que a buen seguro os tocará cambio gordo más pronto que tarde. Sin embargo, si queréis retrasar un poco más la visita a vuestro mecánico habitual, ¿por qué no probar a hacerlo vosotros mismos? Os contamos cómo alargar la vida de la correa del alternador en cinco pasos. Fácil, sencillo y para toda la familia:

1. Lo primero de todo, aseguraos de que el motor está apagado y la llave fuera del contacto del coche. Por muy básico que parezca, hay cosas con las que es mejor no jugar.

2. El famoso chillido se puede producir porque la correa patina… ¿pero cuál de todas las correas que vemos al levantar el capó? Realmente, la única a la que podremos acceder sin problema es la  del alternador, por lo que una vez localizado este dentro del motor, la veremos a simple vista. Podéis usar la siguiente imagen como referencia.

Correa del alternador imagen real

3. El principal problema que suele dar la correa del alternador es su nivel de ajuste. Para comprobar que sea el adecuado, se puede ejercer una presión moderada (de aproximadamente 10 kg.) a medio camino entre las poleas. Si la correa baja alrededor de 10 mm, su estado será normal.

4. En caso de que el resultado no sea de nuestro agrado -lo más normal es que esté floja-, procedemos a ajustarla. Para ello, aflojamos primero los pernos de montaje del alternador usando el trinquete y un juego de tubos. Una vez hecho, se tira del alternador lejos del centro del motor para ajustar la correa, manteniendo la tensión con una mano mientras se aprietan los tornillos.

Correa del alternador

5. Si después de ajustar la correa, limpiar el motor y encender el coche, el molesto ruido continúa, el problema puede ser cuestión de adherencia. Para mejorar la adherencia de esta parte, lo que debemos hacer es mojar una tela con keroseno y pasarlo por el lado interno de las correas, las poleas y los tensores de la goma. Con ello conseguimos quitar la grasa acumulada y fluirá mejor.

De todas formas, si después de realizar estos procesos todavía persiste el pitido, no dudes en ponerte en contacto con el taller de Mythical Cars a través del 91 277 32 34, y te resolverán la duda encantados.

    0 720

    Aunque generalmente tendemos a utilizar el término “muscle cars” indistintamente para esta generación de automóviles americanos tan característica, muchos expertos consideran que conviene separar de estos a los American Pony Cars en una categoría independiente. Esta vertiente directa, de un tamaño menor y con motores V-8 menos completos que sus hermanos mayores, ha sobrevivido hasta llegar a nuestros días en plenitud de facultades.

    Pongamos a tres marcas con sus respectivos tres buques insignia. Ford Mustang, Dodge Charger y Chevy Camaro. Desde su creación en la década de los 60 hasta cómo son a día de hoy en pleno siglo XXI, los cambios son notables pero la filosofía se mantiene impertérrita.

    A continuación os dejamos, por cortesía de nuestros compañeros norteamericanos de Zeroto60times, una completísima infografía que recoge las diferentes generaciones de estas fieras de la carretera:

    infografía american pony cars